Reto I no superado. Lecciones aprendidas

Finalmente pinché, y no puede acabar con éxito el primer reto propuesto para la temporada 2010-2011. Este primer reto era el 100×24, un desafío físico que consiste en realizar 100 km en 24 horas. Lamentablemente, no puede mejorar una marca ya superada por mi (los 42,150 km) y que, daba por hecho, no supondría ningún problema. Retirarme con molestias en la espalda y una ampolla en el pié (hace 25 años que no tengo una ampolla) sin alcanzar la mitad de la prueba ha sido bastante decepcionante a nivel personal.. No es que me crea Killian Jornet, pero no solía fallar en los retos físicos que me proponía y esto me ha hecho reflexionar al respecto.

Aprender de los errores cometidos y establecer un plan de acción que evite volver a fallar.

En líneas generales:

El entrenamiento

Primer error global, erré en el entrenamiento.

  • Realizo un entrenamiento basado en un circuito urbano diario de entre 6 y 11 km, a las 23:00 de la noche a una media de 15º.
  • El reto discurría por sendas rurales bastante accidentadas, en tramos bastante largos, a pleno sol, a una temperatura de 25º-30º. Y hoy era un día de suerte.. otros años la temperatura alcanzaba los 38º

El entreno era obviamente poco adecuado. El entrenamiento habitual es estándar y normal para mantenerse en forma, incluso adecuado para una maratón, pero no era el idóneo para un reto como esto. Siendo los dolores lumbares el principal motivo de mi retirada, lo accidentado del camino hizo mella en mis articulaciones. El calor fue un factor importante puesto que sin hacer demasiado calor, hacía bastante más calor del que soporto habitualmente. El calor se nota..

Un elemento importante fue la “vía”. Las rocas que pisaba me destrozaban… No había entrenado sobre roca/piedras.

El equipo.

El equipo era el adecuado: mochila de hidratación (0,5 l), barritas, gel, plátano, etc., pero la organización había previsto puestos de hidratación y avituallamiento cada 5-6km, donde te proporcionaban agua, gatorade, barritas y plátanos. Podría haber prescindido de esos 2-3 kg de peso adicional en la espalda.

Me sobraba prácticamente todo lo que llevaba encima, hubiera podido ir sin nada y hubiera estado hidratado sin problema. Cometí el error de confiar en que la logística de la organización sería la misma que el año pasado. Supuse/supusimos que habría ido a peor por culpa de la crisis, no a mejor.

La estrategia

Intenté situarme en las primeras posiciones para evitar ir en el pelotón e ir corriendo agobiado por la gente. Fue también un error puesto que me dejé llevar por la gente que iba en cabeza y me impuse un ritmo muy alto en los primeros kms. Recorrí los 8 primeros km en una hora.. y tuve que reducir el ritmo para ir mas descansado. Debía haber salido muy despacito, casi andando, para ir calentando y trotando poco a poco.

Lesiones recientes

Recientemente tuve un lesión de lumbares, y aunque acudí al osteópata a que me encajara todo en su sitio, debía haber acudido a un fisio a que me recomendara un tratamiento serio de fortalecimiento muscular. No lo hice, me auto-traté y lo he pagado.

La edad (recursos personales)?

El cuerpo no lo aguanta todo… y cuando uno tiene treinta y tantos, ya no aguanta lo que le echen. La confianza en mis recursos y fortaleza personal fue el peor error. Las ganas y el arrojo ganan pequeñas batallas, pero no ganan la guerra. La estrategia era más importante que la fortaleza.

Así pues, y una vez haya dejado que pase una semana de descanso para mi espalda, ya estoy planificando el que será el segundo intento al 100×24, temporada 2012. En el camino quiero participar en varias populares y, porque no.. alguna media maratón.

Aprovecho este post para incluir un vídeo de Killian Jornet, un chaval que me tiene fascinado.. y cuyo libro saldrá a la venta (versión español, actualmente está disponible en catalán) el 7 de julio. Las críticas que he leído lo tachan de algo radical (sobre todo debido a su obsesión por ganar), pero me apetece mucho leerlo.

Y llegó el 100×24

Este fin de semana es, finalmente, la prueba del 100×24. Un pequeño reto auto-impuesto que, a pesar de estar bastante liado, me he propuesto afrontar este año. Ya me lo habían propuesto el año pasado y el anterior, pero entre la pereza y el desentreno, lo había dejado de lado. No quería dejarlo de lado durante mucho más tiempo.. así que decidí hacerlo este año y compaginarlo como sea. Unas enormes ojeras dan fe de que estoy sacando tiempo de dónde puedo. Un amigo de Úbeda de toda la vida, José Antonio Robles (alias Pajarito), me ha incluido en su equipo corporativo Pelayo, la empresa en la que trabaja, y ellos corren con el precio de la inscripción y algo de soporte en la carrera. No me podía negar más..y la verdad es que estoy deseando.

Si no conoces mucho de esta prueba, puedes ver detalles en su web oficial.

Como es la primera vez que hago esta distancia, no llevo una estrategia clara… Después de varias pensadas, es objetivo principal es terminar, así que he optado por la estrategia “caminar raudo y trotar a ratos”.  No es una estrategia muy elegante, pero creo que tengo más opciones de acabarla que si hago la  anterior estrategia: Trote 4-5km, caminar 2km. Al final todo dependerá de las sensaciones que tenga durante el día. El tiempo acompañará y no tendremos la ola de calor de anteriores ediciones por lo que promete ser muy llevadera. Se me presentan varias dudas serias:

  • Logística. Tengo preparado el equipo (siempre tengo una mochila a punto para salir a sierra), pero aun no sé muy bien como la gestionará la organización o Pelayo.
  • Comida. El gran problema.. aunque Pelayo me aporta algo de comida, no estoy seguro de lo que debo llevar adicionalmente. Tengo mis barras energéticas, gel, y bebida isotónica en polvo.. pero me debato si echar algo más contundente, como jamón y demás. También echaría una tortilla de patatas…

El equipo preparado:

  • Ropa: llevaré la técnica que uso habitualmente para correr. Licra media pierna, camiseta técnica y cortavientos fino. Como calzado usaré las nuevas Salomon Trail. No están domadas al 100%, solo les he hecho unos 30 km.. pero creo que están a punto. Usaré la Blackberry para gestionar la ruta (GPS) y las comunicaciones. Preferiría usar el Galaxy para tener mejor funcionalidad, pero tal y como gestiona la batería, podría encontrarme tirado en 18 horas. Como complementos, echaré en la bosa lo siguiente:
  • o   Dos mudas de todo: camiseta técnica, calcetines, ropa interior, zapas secas (adidas + mizhuno)
  • o   Toalla para ducha + gel
  • o   Forro polar para la noche
  • o   Guantes
  • o   Gorro (nunca se sabe)
  • o   Chanclas (nunca se sabe en los polideportivos)
  • o   Cortavientos segunda capa.
  • o   Frontal (la organización te regala uno, yo llevaré otro por si acaso)

Intentaré ir actualizando mi situación usando Twitter, a través del hastag #100×24

Ya os ire contando..

Vuelve el reto 100×24

Mientras mudo el blog – trasladar los dominios hasta el nuevo proveedor de hosting está siendo un parto.. – hago algunos apuntes en este “antiguo” blog para comentar que acaban de salir las fechas de la carrera de los 100km.

Nada menos que 100 km en 24 horas. La fecha programada es el 11 de Junio. Salida el 11 a las 12 pm y llegada el 12 a las 12 pm.

Ya he hablado alguna vez de esta carrera en mi blog, y incluso dude si presentarme el año pasado. Al final no lo hice y me arrepentí porque aunque se que no quedaré en buen lugar – obviamente llegaré de los últimos – es una de esas cosas que me gustará recordar cuando esté “a punto de morirme”. Ya viajé, hice escalada, subi al Himalaya, corrí maratón, etc. Correr 100 km de una tirada me apetece mucho y creo que personalmente me vendría muy bien. Tener un objetivo a medio plazo de ayuda a centrarte.

Si Lucía está leyendo este post y se anima… estás invitada a entrenar. Seguro que lo pasamos genial!!.

Tan pronto esté disponible el itinerario (será el del año pasado) y demás detalles, los iré colgando.