Pensando en el cliente

Me ha parecido divertida e interesante esta noticia que leí en el Teletipo de Marketing Directo: La airada queja de la espectadora de un cine se convierte en una exitosa campaña publicitaria

En el artículo de Marketing Directo explican como el cine Alamo Drafthouse de Houston decidió expulsar del cine a una chica que incumplió la única norma que tiene el cine durante la proyección de una película: Mandar SMSs. La chica llamó al cine más tarde para dejar una queja por el trato recibido, y el cine aprovechó esta queja para montar un anuncio que advierte (de forma divertida) a los espectadores de lo que se exponen si no hacen caso.

Me parece fantástico el anuncio y me parece fantástica la prohibición de mandar SMS durante la película. Admirable la atención del cine tiene hacia sus usuarios. Me parece de muy mala educación y poco respeto estar encendiendo y apagando una pantallita, distrayendo al resto de gente, durante una proyección. También me parece de mala educación mascar palomitas o estar rebuscando golosinas en una bolsa.. aunque esto no le parece tan mal al resto de la gente, por eso siempre intento ir al cine a horas intempestivas.

Ole por el cine..

Adivina la avería del coche.. II

La única persona que ha realizado la encuesta (¿mamá?) ha optado por la centralita digital. Erróneamente, porque el mecánico estaba “sencillamente” cambiando las bombillas de las luces cortas. Tuvo que desmontar medio coche para cambiar dos lámparas…

Esta complejidad es precisamente el motivo por el que fue necesario modificar la Ley de Circulación (Orden PRE/52/2010). Era imposible que una persona, llevando lámparas de repuesto o no, pueda cambiar una bombilla cuando se le funde. Que no sea necesario no quiere decir que puedas ir con las luces fundidas, imagino que la Guardia Civil te parará y inmovilizará el vehículo..

Aunque no me gusta protestar por protestar, ni quejarme por todo, ni quiero que este blog personal se convierta en una web de protesta y reclamación, si que me gustaría dejar claro mi malestar por el hecho de que a un coche con 16 meses se le fundan las dos lámparas de cruce el mismo día. El coche es un Honda Accord, un coche que lleva mucho tiempo en el mercado y que no debería tener este tipo de problemas. No dice cosas buenas que pasen este tipo de cosas, y menos cuando la única alternativa para sustituir esas lámparas es ir a un taller y que te cobren 70 euros. A razón de:

11,16 eur – Las lámparas

48,80 eur – Mano de Obra.

Con el IVA: 70,75 euros.  Mala experiencia de usuario (compras una supuesta calidad que no es), mala experiencia de compra (te vas con una cara de tonto), pocas ganas de recomendar la compra de HONDA.