Facebook, otra oportunidad

Facebook no me gusta demasiado, lo reconozco. Me parece una red social interesante y una nueva y potente vía de comunicación y hacer negocios. Creo que tiene mucho recorrido, y que la potencia que le otorgan 750 millones de usuarios aun esta por desarrollar…. Pero la verdad es que no le termino de encontrar la gracia a nivel personal. Subir fotos, escribir en los muros, instalar aplicaciones, mandar toques, guiños, y cosas así, no va conmigo.

Pero hoy era un día especial, y tras unirme al grupo MIBer de fin de semana y mandar un “me gusta” a la pagina de Luis y su equipo en ADN (Ayuda Desarrollo de Negocio) he decidido dar una oportunidad a todos los amigos que me habían mandado una invitación para ser amigo y nunca he aceptado (simple pereza, lo juro). Tenía un montón de solicitudes, así que he decidido hacer amnistía general y aceptar casi todos. Resumiendo, de 19 amigos a 94 en menos de hora. Eso no lo hace ni Aston Kutcher, verdad? Hice algo de trampa, eso sí 🙂

No he aceptado todos.. He pensado que no me interesan los grupos de Jóvenes Scouts y demás.
Le daré una oportunidad, a ver qué tal funciona.

y la noticia fue…

Facebook finalmente anunció la alianza con Skype que, como ya se esperaba, estará totalmente integrado y permitirá realizar multi-conferencia cuando estas con tus amigos.

Lo que también se ha anunciado, y que me parece mucho más interesante, es que alcanzan 750 millones de usuarios. 750 millones de personas con una cuenta abierta!!!! Mucha más población que la de montones de países, incluyendo España. No me extraña que estén interesados en sacar su propia moneda, y no me extrañaría que obliguen a usar su moneda para determinadas negocios/transacciones/acciones offline. Da que pensar, verdad?

Noticia del día

La que considero, hoy, noticia del día es que algunas aplicaciones de Facebook podrían estar recopilando datos de los usuarios y incluso vendiéndolos a los anunciantes.

Lo que realmente me sorprende de esta noticia es…. que sea noticia..

Que la gente se alarme y que algunos se hagan los ingenuos invocando, ahora, su derecho a la intimidad y protección de datos. ¿No ven la tele, no leen periódicos? ¿No tienen un amigo de un primo cuñado de su vecino que una vez le pasó lo mismo?. Me deja perplejo y preocupado que la gente crea ciegamente lo que ve en televisión, lee en las revistas, o pincha en Facebook, sin cuestionarlo e investigarlo. En una sociedad donde la información desborda las propias fuentes de información, que debería hacer la Administración cuando alguien reclama “yo no sabía nada..”.